Practicar deporte en el agua es una estupenda opción para hacer ejercicio reduciendo las posibilidades de sufrir lesiones. El agua amortigua nuestros movimientos, por eso los deportes acuáticos son ideales para iniciar a los más pequeños en la práctica deportiva, para embarazadas y para personas mayores.

La Hidrogimnasia es una de las disciplinas acuáticas más divertidas y eficaces para adultos. Se trata de un ejercicio aeróbico, con el que quemamos grasa corporal al ritmo de la música. Es una actividad física de bajo impacto, por tanto, es una opción idónea para personas con sobre peso, problemas en las articulaciones o de huesos. Además, al estar en contacto con el agua, practicando Hidrogimnasia mejoramos la circulación sanguínea y tonificamos los músculos. Consigue mejorar tu salud postural y, por tanto, prevenir dolores en la espalda.

Estéticamente, los deportes acuáticos son muy adecuados para prevenir y mejorar la tan odiada celulitis y la flacidez en la zona de las piernas y abdomen. Al movernos, el agua choca con nuestro cuerpo y presiona comprimiendo la grasa acumulada. Así, esa grasa rebelde tan difícil de tratar mejorará con la práctica de Hidrogimnasia, haciendo un efecto similar al drenaje linfático.

Practica Hidrogimnasia al menos 3 veces cada semana. Con constancia, pronto notarás los resultados. En cada sesión se consumen en torno a 700 calorías. Los ejercicios más comunes en cada sesión de Hidrogimnasia son los ejercicios abdominales, de brazos, piernas y glúteos.

Practica Hidrogimnasia en nuestros centros deportivos Happiness Club. Una forma divertida y eficaz de mantenerte en forma de manera segura.