Cargando...
¿Sabes qué es el suelo pélvico? ¿Dónde está y para qué sirve?

El suelo pélvico es el conjunto de músculos y ligamentos que cierran la parte más inferior de la cavidad abdominal desde el coxis hasta el pubis.

Sus funciones son:

  • Mantener en la posición adecuada a los órganos pélvicos (vejiga, vagina, útero y recto).
  • Asegurar la continencia urinaria y fecal.
  • Estabilizar la zona lumbar junto a otros músculos.
  • Ayudar a la etapa expulsiva del parto.
  • Sexual y reproductiva.

Es importante conocer que el suelo pélvico trabaja en relación a otra musculatura creando la cavidad abdominal. Cualquier alteración en una de ellas puede influir en el resto. Lo conforman el diafragma en la parte superior, el transverso abdominal en la pared anterior, los multífidos en la pared posterior y el suelo pélvico en la parte inferior.

Es un sistema dinámico que se adapta a nuestro movimiento, a los cambios posturales y a los esfuerzos cuando se encuentra en condiciones óptimas.¿Qué ocurre cuando el suelo pélvico no funciona correctamente?

Cuando el suelo pélvico se debilita (hipotonía) las estructuras que sostiene descienden y por lo tanto se altera su función, pudiendo provocar:

  • Incontinencia urinaria y fecal.
  • Molestias.
  • Prolapsos (caída de órganos intraabdominales).
  • Dolor pélvico, lumbar o sacro.
  • Disfunciones sexuales.

De igual forma podemos padecer una hipertonía o lo que es lo mismo, tener demasiada tensión en la musculatura perineal, lo que puede ocasionar:

  • Incontinencia urinaria de urgencia o fecal.
  • Dolor durante o después de las relaciones sexuales.
  • Neuralgia del nervio pudendo.
  • Dolor inespecífico de la zona pélvica, lumbar o genital.
  • Estreñimiento y dolor en la defecación.
  • Dolor en la micción o sensación de vaciado incompleto de la vejiga.
¿Qué factores pueden causar alteraciones en nuestro suelo pélvico?

Existen factores sobre los que NO podemos actuar:

  • Genética.
  • Cirugía ginecológica o a tratamientos agresivos.
  • Edad.
  • Menopausia.
  • Calidad de nuestro colágeno.

Existen factores sobre los que SÍ podemos y debemos actuar trabajando desde la prevención, gestión de presiones y tratamiento:

  • Embarazo; por la sobrecarga de peso que supone y la alteración de la postura.
  • Parto; sobre todo el instrumental, desgarros, episiotomías, así como las cesáreas.
  • Deporte de impacto; es necesario poseer un suelo pélvico en condiciones óptimas de fuerza y tono, aprender a realizar una correcta gestión de las presiones, presentar una adecuada sinergia muscular y realizar unos ejercicios compensatorios para poder realizarlo con garantías y evitar problemas futuros.
  • Estreñimiento
  • Tabaquismo
  • Obesidad

De igual forma proporcionamos clases específicas de embarazo en agua y en sala con los objetivos de:

  • Tonificar los músculos que conforman el core, aumentar la estabilidad lumbar y pélvica así como disminuir la diástasis y la incontinencia.
  • Reducir los dolores y tensiones musculares durante la etapa gestacional.
  • Disminuir el riesgo de complicaciones durante el embarazo y el parto.

Así como clases de recuperación postparto en las que, a través de ejercicios hipopresivos, pilates y de tonificación nos proponemos los siguientes objetivos:

  • Recuperar el tono y la fuerza abdominal y por consiguiente cerrar la diástasis y devolver la función a la faja abdomino-lumbo-pélvica.
  • Restablecer el tono, fuerza y sinergia de suelo pélvico y en consecuencia de todas sus funciones.
  • Reeducar la postura.
  • Evitar problemas de espalda durante el puerperio.

En Galisport Happiness Club e Hispano Happiness Club contamos con fisioterapeutas especialistas en suelo pélvico que realizarán una valoración del estado del mismo en globalidad con otras estructuras, proponiendo así el plan de tratamiento que más se adapte a las necesidades de cada persona.